Lo último

Chatarras Palace| Encuentro con Javier García Roche

Desconozco si lo enseñan en la Facultad de Periodismo, pero lo dudo: que haya una asignatura de cómo presentarse al protagonista de tu historia. Si algo he aprendido de este oficio hermoso, es que no se reglamenta.

No podrían haberme enseñado cómo presentarme a Javier García Roche, el Rey Chatarrero. Es más: lo hice lo peor posible. Javier García dirige una chatarrería en Barcelona, perteneció a bandas, le acaban de devolver el carné de conducir y organiza peleas porque a él y a sus “cachorros” les encanta el boxeo. Pero hay mucho más, al menos intuido: que es un hombre profundo y solidario y que su mejor modo de expresarlo es defendiendo a los animales. Dice que no es un ejemplo de nada, pero yo creo que sí.

Tenía las palabras ensayadas y el corazón en la boca cuando lo vi frente a su chatarrería:

—Hola, Javi. Soy…

Me miró, como si no hubiera nadie delante, y tiró para adentro. Cuando ya me daba media vuelta, derrotado, me dijo:

—¿Qué eres?

“Periodista”, le dije. Resopló y, en un segundo eterno, dijo—: sígueme.

Le expliqué: que quería contar su historia en un reportaje largo, que habría un vídeo, que me gustaría seguirle y encontrar tiempo para charlar, aunque ya veía que estaba siempre para arriba y para abajo.

—Sí, yo no tengo ningún problema. Si a ti te puede ayudar en algo…

Nos montamos en su furgoneta, me empezó a hablar de sí mismo y observé una sesión de entreno duro en 20 minutos. Entre jadeos, se grabó un vídeo sobre el movimiento chatarrero: que no saben de Izquierdas ni de Derechas. Pero que saben del Bien. Que saben del Mal. Que pasan de España y de Cataluña. Que les tachan de machistas y misóginos. Que son gente violenta. Que no. Que ellos solo evitan los abusos. Que quiere que prevalezca el Bien. Así somos nosotros: los chatarreros.

“Me inspiro”, me dijo entusiasmado.

Anoté escenas que creo que definen a Javier García Roche, también palabras, y apunté en una esquina de la libreta qué ponía en su camiseta de entreno, que parecía de andar por casa: “Fight Club”.

—Me despido aquí —dijo de nuevo en su chatarrería—. No tienes mi móvil, ¿no?

Cuando sea posible, cuando él quiera y tenga tiempo, volveremos a charlar.

Este reportaje se está improvisando, sin tiempos marcados. Va de lealtad, fidelidad, compañerismo, solidaridad, boxeo. Y se hace porque a mí me puede ayudar en algo.

A ver si sale.


Acerca de Javier Rodríguez Godoy (60 artículos)
Humanista y curioso. Puedes seguirlo en Twitter, Facebook y Google+

3 comentarios en Chatarras Palace| Encuentro con Javier García Roche

  1. me ha sorprendido gratamente una entrevista a esta persona, le sigo de hace unos años atraves de youtube, por su faceta mas atletica, el boxeo, tb me gusta. Y ahora que se ha formado tanto revuelo con lo del toro de la vega, tiene mucho tiron, imagino. Bueno el proximo dia ke te vea vas a ser tu el entrevistado… XD

  2. Valiente!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*