Lo último

Chatarras Palace| El mundo interior chatarrero

Javi García Roche

El viernes 3 de junio empezamos a grabar el vídeo que completará el reportaje sobre Javi G. Roche, el Rey Chatarrero. Más que una grabación, fue un reto.

Yo fui con Javi desde la chatarrería al gimnasio Puro Impacto de Barcelona. Manuel Mira, mi compañero de aventuras ajenas, cineasta, quien tenía la tarea de seguir con la cámara a alguien nervioso, nos encontró allí.

Era una sesión de sparring con Fran “el terrible” Navarro. Nada más bajar a la lona Manuel me miró, se acercó y me dijo: “Te voy a matar”.

Javi García Roche

Había espejos por todo. Cada vez que apuntaba al Rey Chatarrero con su cámara se veía reflejado. No lo pensé. Ni se me ocurrió avisarle. Parecía metaperiodismo, metadocumental. Meta del duro y abstracto.

Javi Roche iba a lo suyo. Tiraba derechas, izquierdas, esquivaba sus fantasmas, movía las piernas y cambiaba de centro, se miraba al espejo, resoplaba. El resto de luchadores del gimnasio trataba de no dar a Manuel ni a su equipo sin querer.

Yo lo veía todo a veces sentado, a veces de pie, investigando los detalles. Poco más. Quien traduce ideas al lenguaje audiovisual es Manuel. Pensé en qué estaría pensando.

Javi Roche estaba bien aquella tarde: no le dolían tanto los codos, tenía el sparring controlado. Manuel iba, venía, calculaba. Le preguntaban que para qué tele era.

Yo no vi nada de lo que había ocurrido durante una hora en el gimnasio hasta que Manuel apagó la cámara y recapitulé con lo que me dijo: “Se movía mucho y he pensado: ahora te vas a enterar. He grabado su mundo interior”.

La escena había terminado. El saco, a nuestro lado, seguía pendulando.


Acerca de Javier Rodríguez Godoy (60 artículos)
Humanista y curioso. Puedes seguirlo en Twitter, Facebook y Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*