Lo último

Chatarras Palace| “Vaya periodista de mierda”

Incumplí uno de los tres consejos que me dio Jordi Pérez Colomé para abordar un reportaje: “ve muy documentado. Si no, te la cuelan”. Quizás “muy” en esta frase es el adverbio mejor colocado de la historia.

Yo tengo mi propia batalla con los adverbios, pero ese es otro tema.

Hace unas semanas estaba haciendo la sombra a Javier García Roche, el Rey Chatarrero. No teníamos un buen día ninguno de los dos: ni yo acertaba con las preguntas ni él tenía ganas de responderlas. Así llegamos al gimnasio Sparta, que regenta César Córdoba, campeón del mundo de K1, y donde Javi entrena algunos días con Jorge “Pollo” Ramírez, uno de los preparadores de Gallego Prada.

Gallego Prada es la principal promotora de boxeo en España. Llegar a ser uno de sus preparadores, como lo es Pollo, no es cualquier cosa. No lo sabía.

Tampoco sabía todos los detalles sobre los orígenes del Chatarras Palace, el espacio donde Javi y Pollo entrenan a jóvenes. Los sacan de las calles. Y Javi lo paga de su bolsillo.

No, tampoco lo sabía.

Por eso cuando Javier García Roche me preguntó si conocía la historia del Chatarras yo tuve que decirle que no. Podría haber dicho algo, alguna cosa. Balbucear, en definitiva. Dije no. No lo sé todo.

—¿Lo ves? —gritó Javi al aire—. Es que no se documenta, tío. —Lanzó unos cuantos ganchos frente al espejo—. VAYA PERIODISTA DE MIERDA.

Pensé que tenía razón y cuando dijo que el próximo día fuera con los deberes hechos yo ya estaba anotando una reflexión en el tercer párrafo de aquel día. Luego Javi me dijo que ya le iría conociendo.

La semana pasada fue “el siguiente día”. Los deberes estaban hechos. Y es verdad: nos hemos ido conociendo. Es la mejor sombra que he podido hacer hasta la fecha.

Como los boxeadores, yo aprendo a golpes.

Acerca de Javier Rodríguez Godoy (60 artículos)
Humanista y curioso. Puedes seguirlo en Twitter, Facebook y Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*